martes, 4 de octubre de 2016

Elvira 2013

Una expintora suicida
un pintor ciego
una meretriz afable
noventa y nueve cápsulas de azúcar
una dosis de cianuro
siete olores básicos

billetes falsos mil años abajo de la cama sonó el teléfono me levanté y colgaron.